ARAGÓN, con mayúsculas

Aunque son demasiadas las personas que dicen que el aragonesismo político no vende, esto no ha sido siempre así, es más, sigo opinando, o quiero pensar, que no es así.
El triste fallecimiento de Emilio Eiroa el 10 de marzo, justo el día que José Antonio Labordeta hubiera cumplido 78 años, ha hecho recordar tiempos reivindicativos en nuestro país tanto por los que piensan que antes vendía el aragonesismo como los que en la actualidad defendemos, aún más en tiempos de crisis, el autogobierno en Aragón.
Las manifestaciones por la plena autonomía aglutinaban alrededor de 150.000 aragoneses cada 23 de abril allá por la primera mitad de los noventa. Aragoneses que protestaban contra el trasvase que demandaba el PSOE, con Borrell de ministro, y sobre todo por el ninguneo de España hacia Aragón. Tampoco olvidaré aquel 15 de noviembre de 1992 con miles de aragoneses congregados en Madrid reivindicabamos la plena autonomía.
Políticamente, el golpe para acabar con aquel viento aragonesista lo provocó el PSOE con el apoyo de IU y el voto del tránsfuga popular Emilio Gomáriz. Aquella moción de censura fue la demostración del Aragón obediente que querían, y quieren, PP, PSOE, e IU y del que, desgraciadamente, también ha sido cómplice posteriormente el PAR de Biel. Un PAR que poco tiene que ver con el de los ochenta y primera mitad de los noventa. Un PAR con unos postulados políticos diferentes a los que yo he seguido pero donde buena parte de su afiliación de entonces tenía como primer objetivo, ahí si que coincido con ellos, la defensa y reconocimiento de Aragón.
Es ahí cuando emerge CHA pero al que se le han puesto muchas zancadillas desde su nacimiento hace 27 años y poco se le ha valorado que no haya tenido ningún caso de corrupción, que su portavoz renuncie al coche oficial o que siga defendiendo Aragón contra viento y marea. Hoy sigo preguntándome donde están esos 150.000 aragoneses cuando hoy se nos sigue ninguneando, yo diría que todavía más, desde el Estado. Donde un gobierno sí, y otro también, aunque sea de color político teóricamente contrario, saca a colación el trasvase del Ebro, se cargan las cuencas mineras y ese empeño por hacer de nuestras comarcas del sur su “paraíso” donde experimentar casi todo lo insostenible. Seguiremos en nuestro solitario camino reivindicando +ARA, o como a mi me gusta decir, ARAGÓN, con mayúsculas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s